622 637 231 constgero@gmail.com

La evolución que han sufrido los materiales de construcción hasta hoy es evidente. Por ello, en la actualidad el ladrillo tradicional ya no es la mejor opción para remodelar una casa. El motivo de esto, son las incontables ventajas del pladur para las paredes. Además de sus beneficios relacionados con la calidad, el pladur permite ahorrar mucho dinero.

Por otro lado, es importante mencionar que las paredes de pladur cuentan con ciertos atributos que le abren cada vez más puertas en el mundo de las reformas de edificaciones y hogares en general. Si no tienes ni idea de qué es el pladur y cómo funciona, en este artículo te contamos todo lo que necesitas saber.

¿Qué es el pladur?

El pladur es un material de construcción que se utiliza comúnmente para hacer divisiones interiores, techos y paredes. Se fabrica a partir de un núcleo de fibra de vidrio o de papel y se cubre con una capa de yeso. Una vez seco, el pladur puede ser lijado, pintado o enlucido para darle un acabado final.

Es muy versátil, se puede cortar y moldear fácilmente para adaptarse a diferentes formas y diseños. Además, es resistente al fuego y a la humedad. Por lo tanto, es muy útil en ambientes con altos niveles de humedad. Sin duda alguna, las ventajas del pladur son bastante amplias en comparación con las de otros materiales de construcción que se utilizan en la actualidad.

¿Desde cuándo se utiliza el pladur para fabricar paredes?

El pladur es un material de construcción relativamente moderno. No obstante, se ha utilizado principalmente en la construcción de edificios a partir de la segunda mitad del siglo XX.

Se dice que fue desarrollado en Alemania durante la década de 1950. Sin embargo, se popularizó rápidamente en toda Europa. La razón de esto es que se consideraba una opción más ligera y más fácil de instalar que el ladrillo o el hormigón. Hoy en día, el pladur es ampliamente utilizado en la construcción de edificios de todo tipo. De hecho, su aplicación incluye hogares, edificios comerciales y edificios públicos.

¿Qué función tiene el pladur en paredes?

El pladur se utiliza principalmente para hacer divisiones interiores en paredes. Es un material muy versátil que se puede cortar y moldear fácilmente para adaptarse a diferentes formas y diseños. Además, es muy ligero, por lo que es fácil de manejar y de instalar.

Una vez instalado, el pladur puede ser lijado, pintado o enlucido para darle un acabado final. Además, el pladur es una opción económica y ecológica, ya que se puede reciclar y se produce utilizando materiales sostenibles.

Tipos de pladur

Una de las cualidades más importantes de cualquier material de construcción es su versatilidad. El pladur es un material realmente útil por su amplia funcionalidad. Gracias a esto, se aplica en distintos ámbitos, como bien mencionamos antes. Entonces, con base en ello, es necesario destacar que existen varios tipos de pladur. Los más importantes son:

  • Pladur laminado: este tipo de pladur está compuesto por dos capas de yeso unidas por un núcleo de papel. Es muy ligero y fácil de instalar. Mayormente, se utiliza principalmente para hacer divisiones interiores y techos.
  • Pladur fibra: su composición es a base de fibra de vidrio y una capa de yeso. Es más resistente que el pladur laminado. Por este motivo, se usa para hacer divisiones interiores y techos en espacios con altos niveles de humedad. Asimismo, en áreas expuestas a la intemperie.
  • Pladur reforzado: está integrado por fibra de vidrio, yeso y está reforzado con malla de fibra de vidrio. Es muy resistente y se utiliza especialmente en áreas que requieren una mayor resistencia. Por ejemplo, tabiques exteriores o divisiones interiores en espacios comerciales o industriales.
  • Pladur decorativo: el pladur, en este caso, se usa para dar un acabado final a las paredes y techos. Viene en una amplia variedad de colores y texturas. Incluso, se puede utilizar para crear diseños y patrones únicos en las paredes y techos.

Ventajas del pladur en casa

Como viste antes, el pladur reúne características con múltiples ventajas en diversos ámbitos de la construcción para casas. Sin embargo, todavía faltan muchos beneficios que debes conocer. Si aún no te animas a tener pladur en las paredes de tu hogar, revisa cada una de las ventajas adicionales que te traemos a continuación.

Ligero y fácil de manejar

El pladur es un material de construcción muy ligero y fácil de manejar. Esto se debe a que está compuesto principalmente por yeso y fibra de vidrio o papel, que son materiales muy ligeros.

Esto hace que sea mucho más fácil de transportar e instalar que otros materiales de construcción como el ladrillo o el hormigón, que son mucho más pesados. Además, el pladur es muy fácil de cortar y moldear. Esto último, lo hace ideal para adaptarse a diferentes formas y diseños. En líneas generales es versátil y útil para la construcción de divisiones interiores y techos.

Versátil

Este material de construcción es muy versátil y se puede utilizar para una gran variedad de proyectos de construcción. Su fuerte es quizás este aspecto. La mayoría de empresas de construcción que trabajan con pladur, sacan el máximo provecho de su maleabilidad. Asimismo, su resistencia a ambientes hostiles es una ventaja importante.

Por ejemplo, soporta bastante bien la exposición a la humedad y al fuego. Esto, sin dejar de lado que es un material amigable con el medio ambiente. Entonces, en comparación con el ladrillo, es mucho más recomendable usar pladur. Ésta es una de las ventajas más relevantes del material.

Económico

El pladur es una opción económica para la construcción de divisiones interiores y techos. Es más barato que otros materiales de construcción como el ladrillo o el hormigón. Además, es muy fácil de instalar, lo que implica ahorro de tiempo y dinero en mano de obra.

Aunque el pladur es más barato que otros materiales de construcción, todavía es necesario tener en cuenta que la construcción en general puede ser cara. En tal sentido, es importante hacer un presupuesto detallado antes de comenzar cualquier proyecto de construcción.

Resistente

Es muy resistente y duradero. Resiste el fuego y la humedad sin problema alguno. Además, el pladur es muy resistente a la deformación y a la rotura. Por lo tanto, es ideal para áreas que pueden estar expuestas a vibraciones o a cargas pesadas.

Por otro lado, el pladur también es muy resistente a la intemperie. Por ello, es una buena opción para la construcción de divisiones interiores y techos en áreas expuestas a la intemperie.

Ahora bien, aunque el pladur es muy resistente, es importante tener en cuenta que cualquier material de construcción puede dañarse o deteriorarse con el tiempo si no se mantiene adecuadamente.

Ecológico

Se puede reciclar y se produce utilizando materiales sostenibles, como fibra de vidrio o papel reciclado. Además, el pladur es muy ligero y fácil de manejar. Este aspecto reduce la cantidad de energía necesaria para transportarlo y para instalarlo. Por otro lado, la versatilidad de usos que tiene mitiga la cantidad de materiales necesarios para una construcción.

Sin embargo, pese a que se trata de una opción sostenible; hay que recordar que sigue teniendo impacto en el medio ambiente. entonces, es clave seguir tomando acciones para reducir en mayor medida el daño.

Ladrillo o pladur: ¿Qué es más barato?

En general, el pladur es más barato que el ladrillo como material de construcción para divisiones interiores y techos. El ladrillo es un material más pesado y más difícil de instalar que el pladur, por lo que suele ser más caro.

Además, el ladrillo es más difícil de cortar y moldear que el pladur. Por lo tanto, puede requerir más tiempo y mano de obra para instalarlo. En comparación, el pladur es muy ligero y fácil de manejar, lo que representa un ahorro de dinero en mano de obra.

¿Qué tener en cuenta al momento de elegir el tipo de pladur para casa?

El tipo de pladur que te conviene más para tu hogar dependerá de tus necesidades y preferencias. Algunas cosas a considerar a la hora de elegir el tipo de pladur adecuado para casa son:

  • Ubicación: si tu hogar está en una zona con altos niveles de humedad, te conviene utilizar un pladur fibra o reforzado. Estos son más resistentes a la humedad que el pladur laminado.
  • Uso: si vas a utilizar el pladur para hacer divisiones interiores o techos en áreas expuestas a cargas pesadas, usa un pladur reforzado que resiste mejor la deformación y la rotura.
  • Diseño: si te interesa dar un acabado final atractivo a las paredes y techos de tu hogar, adquiere pladur decorativo. Este tipo de pladur viene en una amplia variedad de colores y texturas. Asimismo, se puede utilizar para crear diseños y patrones únicos.
  • Presupuesto: si tienes un presupuesto limitado, se debe considerar la instalación de pladur laminado, que es más barato que el pladur fibra o reforzado.

En todo caso, antes de tomar una decisión es importante consultarlo con una empresa de construcción. En Construcciones Gero te daremos asesoramiento personalizado, así como una lista de posibles presupuestos a tener en cuenta.